Arquitectura e historia se entrelazan en Praga

Un museo en sí, es considerado cada rincón de Praga, capital de la República Checa, una romántica ciudad que se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados en Europa, al ofrecer la riqueza de sus innumerables construcciones góticas y barrocas, además de ser la cuna del famoso Teatro Negro que se exhibe a diario en un sinnúmero de teatros que inundan sus calles.

Arquitectura e historia se entrelazan en Praga

 

Situada en las orillas del río Moldava, posee un clima en verano que va desde los 17 a 40 grados en verano y en invierno de 0 a 5 grados.

La oferta hotelera de esta ciudad es muy amplia sobresalen lujosos hoteles de cinco estrellas como el Jalta, Kings Court y Radisson Sas, que cuentan con todas las comodidades para sus huéspedes: parejas, familias o altos ejecutivos que deseen realizar negocios en la capital Checa. Los de menor categoría y con casi los mismos beneficios son el hotel Militar de Praga y Praga Excellent. Pero si el presupuesto es aún menor existen excelentes ofertas en hostales como: Junior Praga y Akat.

Carnes y platos fríos base de su alimentación

En la gastronomía de Praga figuran Ambien las carnes y salsas en sus platos, también el delicioso jamón que allí se produce. Entre las comidas típicas se cuentan las albóndigas de pan o patata, la col fermentada, el hígado de bacalao y sus sopas, que se acompañan con cerveza local o un aguardiente de ciruela.

Para degustarlos se recomienda el exclusivo restaurante Kampa Park, o más económicos como: Terasa u Zlate Studne, artisan restaurant & café y el familiar Phoenix Café. Todos ellos ofrecen además, un completo menú de comida internacional.

Un itinerario que requiere de varios días

Praga es una ciudad para recorrer en varios días, se destaca la visita a la ciudad vieja, el puente de San Carlos, el castillo de Praga o el monasterio de Strahov. En museos, sobresalen el de la ciudad, de Mozart, de juguetes y el Judío.

Al aire libre la visita a sus hermosos jardines o un paseo en barco por el rio Moldava.

Y en la noche, disfrutar de las representaciones del Teatro Negro en salas como la Blanik, y si es aficionado a la ópera o del ballet el edificio de la Opera Estatal de Praga, lo espera previa reservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *