Dubl

Irlanda es uno de los países más bellos y tradicionales del mundo. Para comenzar a recorrerlo, un buen punto de partida es la ciudad de Dublín, ubicada cerca del centro de la costa.

Ciudad de Dublín en Irlanda

A diferencia del resto del país, Dublín no posee paisajes imponentes pero es la radiografía más perfecta de la cultura irlandesa.

Los sitios que hay que visitar en Dublín

En Dublín la tradición comulga con la cultura, incluso con la Literatura. Esta ciudad es la tierra natal de James Joyce, por esta razón diariamente se organizan excursiones para conocer aquellos sitios que formaron parte de la vida del escritor irlandés. Además, en el James Joyce Cultural Centre se ofrecen diversas exposiciones sobre el autor.

Otro de los sitios de interés histórico y cultural de Dublín es el Puente O´Connell situado en O’Connell Street. Allí se proclamó la República de Irlanda tras la sublevación de 1916. Si bien es el más trascendente, no es el único puente Propecia en la ciudad; unos quince cruzan el río Liffey.

Uno de los principales atractivos de Dublín es “Temple bar”, una zona en la que se destaca por la infinita cantidad de bares en donde se puede degustar la mejor cerveza irlandesa y algunos bocadillos tradicionales. En “Temple bar” se halla Fleet Street, una calle que permanece bloqueada al tránsito, recorrida por turistas de todo el mundo hasta altas horas de la noche.

A sólo 40 kilómetros de la ciudad de Dublín, en el condado de Meath, el turista podrá ser testigo de una de las más bellas construcciones de Europa: la Fortaleza de los Reyes. En el interior de este  edificio, que data del Neolítico, se encuentra custodiada la Piedra del Destino en donde los antiguos reyes de Irlanda eran coronados. Esta fortaleza, edificada en la cima llana de la colina de Tara, era la sede del antiguo poder terrenal y espiritual de los heroicos reyes de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *