Leyendas de pasi

Según cuenta la leyenda, Cleopatra se negaba a pisar otro suelo que no fuera el egipcio; por eso, Marco Antonio trasladó piedras y minerales de la tierra natal de la Reina del Nilo a uno de los sitios más bellos del mundo que, por entonces, formaba parte del Imperio romano: una playa de ensueño ubicada en la isla de Sedir, en Alanya (Turquía), hoy conocida como la Playa de Cleopatra.

Isla de Cleopatra en Turquía

La Playa de Cleopatra es considerada una de las mejores del mundo, gracias a sus arenas blancas, su mar turquesa de aguas mansas y su clima de absoluta tranquilidad. La playa se extiende a lo largo de tres de los trece kilómetros de largo que tiene la costa oriental de Turquía.

Paisaje, tranquilidad, historia y aventura

En este marco, el visitante puede disfrutar de un descanso bajo el sol o practicar deportes semenax scam acuáticos como esquí acuático, buceo y navegación. Además, quienes gusten de la aventura pueden alquilar una pequeña embarcación para visitar uno de los principales atractivos del lugar, unas misteriosas cuevas llamadas “Del fósforo”, “De las muchachas” y “De los amantes”. Además en la Playa de Cleopatra,  pueden recorrer la isla de Sedir en busca de las diversas ruinas romanas que aún se conservan en el lugar; por ejemplo, el anfiteatro.

Muchas cosas se dicen en torno a la Playa de Cleopatra; por ejemplo, que cada uno de los granos de arena que la componen tienen la forma de una esfera perfecta, y que allí era donde Cleopatra y Marco Antonio se encontraban para dar rienda suelta a la pasión. Lo cierto es que, más allá de los relatos y leyendas, este es uno de los destinos más hermosos del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *