Paracuru: un hermoso rincón escondido en Brasil

Un rincón desconocido, pero no por ello hermoso y casi sin explorar es Paracuru en Brasil, un pequeño poblado en el que sus playas y las diferentes actividades náuticas que ofrece, hacen las delicias de los turistas, en especial de los jóvenes arriesgados que llegan a sus playas en busca de la aventura.

Paracuru Brasil

 

Ubicado al sur de Brasil, en la región de Fortaleza, su clima es seco pero ventilado gracias a su fresca brisa marina, las temperaturas en Paracuru oscilan entre los 29 y 30 grados centígrados.

Hoteles y casas campestres

La industria turística que apenas se abre paso en esta localidad, cuenta con una oferta hotelera modesta pero agradable y segura, hoteles cómodos así como pensiones para jóvenes aventureros hacen parte de los alojamientos disponibles.

Entre los hoteles más sobresalientes se cuentan: Pararucu Kite Village, una hermosa casa campestre, la Casa Na Lagoa y la Casa de Franca. En estos lugares el color de sus jardines y sitios campestres evocan el verdadero descanso.

Un menú compuesto por pescado acompañado por una Caipirinha, (bebida nacional de Brasil) y unos pinchos de carnes variadas, hacen parte de la alimentación de Paracuru.

Claro que si prefiere algo más elaborado puede ordenar langostas, gambas y diversidad de carnes adobadas con especias y picante, elementos básicos en la mesa brasilera.

Por su parte, los locales con menús internacionales bridan lo mejor de la cocina Italiana, Francesa y Española. Sobresalen los resturantes: Fórmula 1, Mar e B Baiuca y Arca do Norte.

Del surf al recorrido por áreas de protección natural

La práctica de deportes acuáticos como el Suf o el Windsurf, tienen su mejor escenario en las playas de Paracuru, hasta allí llegan al año cientos de deportistas, además es el escenario de un torneo internacional de esta disciplina.

Para el descanso total, esta población cuenta con mucha naturaleza en playas como: Pedra Rachada, Carnaubihna o Monguba, entre otras. La pureza de las aguas del río Curu, los lagos de Joao Rola y la laguna grande. Además de la imponencia de las áreas de protección natural: Estuario do Rio Curu o las Dunas de Paracuru.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *