Purmamarca, belleza imponente en el Norte argentino

En el Norte argentino hay sitios de inigualable belleza rústica. Uno de los lugares más impresionantes es Purmamarca, un pequeño poblado ubicado en la provincia de Jujuy. En este lugar, el paisaje y la cultura norteña conviven para ofrecer un espectáculo único.

Purmarmarca en Jujuy

Al llegar a Purmamarca el turista puede optar por varias opciones de alojamiento: cómodos hoteles boutiques, cabañas, hostels o campigs. Desde el más confortable hasta el más sencillo de ellos está rodeado por cerros imponentes y coloridos, y se encuentran a una distancia muy corta de la plaza principal del pueblo, epicentro de la escasa vida urbana del lugar.

Lo que hay que conocer en Purmamarca

En la plaza de Purmamarca el visitante encontrará productos tradicionales: tapices tejidos a mano, pulóveres elaborados con lana de llama Miroverve, y artesanías en general. Además, podrá degustar riquísimos platos tradicionales como humitas, tamales y empanadas a muy bajo costo, mientras recrea la vista con una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo: el Cerro de los siete colores.

En Purmamarca se puede realizar una caminata (de una hora de duración) a lo largo del Circuito de los colorados, un sendero que conduce al caminante a través de cerros de distintas tonalidades y una belleza imposible de describir. Luego, a pocos metros de la plaza principal, se puede tomar un auto para dirigirse a Las salinas grandes, ubicadas a unos pocos kilómetros y a más a 3500 metros de altura.

Purmamarca es uno de los pueblos más pintorescos del Norte argentino y un destino imperdible en cualquier itinerario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *