Sultanato de Om

Viajar al Sultanato de Omán, un país ubicado al suroeste de Asia, es una experiencia única. Su combinación de bellezas paisajísticas y el particular estilo árabe de su arquitectura convierten a este país en un destino inigualable que, en los últimos años, se ha convertido en uno de los sitios turísticos más elegidos del mundo.

Sultanato de Omán

Luego de alojarse en uno de los tantos hoteles de lujo ubicados en Muscat, la capital del Sultanato de Omán, se puede continuar el itinerario recorriendo sus pintorescas calles, en las que comulgan omaníes, emigrantes indios y pakistaníes. Esta ciudad de aspecto medieval tiene dos grandes fortalezas de origen portugués: Jelali y Merani, vestigios de la colonización.

Sitios de interés en el Sultanato de Omán

Lo antiguo y lo moderno conviven en Muscat. Allí se encuentran emplazados barrios actuales, comerciales, y residenciales de las ciudades vecinas costeras y forex real los más espectaculares palacios y templos tales como: el palacio de la playa (del sultán H.M. Quabbos), el Palacio Al-Alam y las mezquitas Beit Al-Fransi y Beit Al-Zawawi. También vale la pena visitar el Interesante museo de Beit al-Fransi.

Además de los atractivos urbanos, el Sultanato de Omán ofrece bellezas naturales y atractivos de todas clases. En zonas cercanas a Muscat, se hallan pequeños pueblos resguardados en las montañas, además de un gran desierto de dunas imponentes. La región de Dhofar es un perfecto oasis rodeado de jardines; y, durante una emocionante excursión por el desierto de Rub’ al-Khali, es posible bañarse en las costas del Océano Índico.

El Sultanato de Omán es mucho más que un destino turístico. Se trata de una experiencia singular, mediante la cual se puede experimentar la cultura árabe y, además, ser testigo de escenarios naturales de extraordinaria belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *