Bremen: cuna de cuentos. Ciudad de los hermanos Grimm

Si por algo se ha hecho popular Bremen ha sido por ser el escenario elegido por los hermanos Grimm para situar la historia de los trotamúsicos, aquélla en la que un perro, un gato y un gallo deciden escapar de su granja para dar rienda suelta a su pasión por la música. Pero Bremen también destaca por sus callejones y sus plazas llenas de estatuas y, cómo no, de música.

Rincones llenos de historia

Y nunca mejor dicho lo de “rincones llenos de historia”, y es que Bremen es una ciudad para perderse entre callejuelas que desembocan hacia el centro histórico, donde las esculturas conmemorativas recuerdan al caminante momentos históricos y literarios para que no se nos pierdan entre los vacíos de la imperfecta memoria humana. La estatua de Roland, es la más célebre y recuerda live sex online la batalla de Rocensvalles en el año 778.

Hasta 26 de estas estatuas aparecen en Alemania, aunque es ésta, la de Bremen la única protegida como patrimonio de la humanidad por la Unesco. Pero no está solo el paladín del emperador Carlomagno, sino que otras esculturas le acompañan. La más célebre es la de los músicos de Bremen, en el extremo oeste de la Marktplatz. Lleva en pie desde 1951, y destaca que las patas del burro, en la base de la torre, están descoloridas pues según la tradición, el visitante debe agarrarlas en silencio con las dos manos y pedir un deseo. secreto.

Con ciudades de artesanos y marineros, en la Böttcherstrasse, 30 campanas de porcelana tocan cada hora canciones marineras y folklore popular, entre los meses de abril y diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *